Para papás y mamás

En qué consiste este curso

Es un curso online -en su mayor parte- y presencial, organizado por quienes imparten la catequesis de iniciación cristiana de vuestros hijos. Pueden ser la parroquia, los catequistas o el colegio, según las posibilidades establecidas en cada lugar.

Consta de 44 temas, que se trabajan en un aula virtual, y de unas pocas reuniones (no menos de 3 a lo largo de cada año). Los 44 temas son los mismos que se tratan en la catequesis de los niños: muy breves, pero con un nivel adecuado a vuestra edad.

La mayor parte del curso es online para facilitar el acceso desde cualquier sitio, en cualquier momento, a través de Internet, con un ordenador o con un móvil. Así podemos:

  • Proporcionar la formación sin que haya que acudir a clases, para que se ajuste a vuestros horarios.
  • Ofrecer recursos multimedia e interactivos, que hacen agradable y entretenida la tarea de comprender, reflexionar, asimilar y asumir las ideas y sugerencias del curso.

Por qué y para qué

Papa Francisco
  • Porque la “catequesis” no es algo sólo para niños. Catequesis quiere decir “hacer eco” a nuestra fe, y para eso necesitamos una iniciación -como la que reciben vuestros hijos- y, luego, una formación permanente.
  • Porque los últimos papas han subrayado el interés de utilizar el Catecismo de la Iglesia Católica como referencia universal para la educación de la fe. Además, en cada país, los obispos elaboran otros catecismos -para niños, adolescentes y adultos. Por estos motivos, en esta Catequesis Familiar, nuestras referencias principales son el Catecismo de la Iglesia Católica y su Compendio, junto con el Catecismo Jesús es el Señor para los niños. Otras referencias que nos han servido mucho (ej. el YouCat) son complementarias.
  • Porque la catequesis de iniciación cristiana que se realiza en torno a la Primera Comunión debe ser una realidad familiar.
  • Porque la iniciación en la fe no se reduce a conocimientos, sino a una forma coherente de vida que lo abarca todo: personalidad, carácter, hábitos, virtudes, aspiraciones y objetivos.
  • Porque a la familia hay que prestarle ayuda para que sea fiel a su misión como iglesia doméstica.
  • Porque la fe se vive en familia, o no se vive: es a través de los ejemplos y de las palabras de los padres como vuestros hijos aprenden a amar a Dios, al prójimo, a sentir el gozo de pertenecer a la gran familia cristiana.
  • Porque los catequistas no pueden, ni deben, suplantar a los padres en la tarea de educar a sus hijos como hijos de Dios.
  • Porque es quizás la mejor ocasión que tenéis los padres para profundizar en la asignatura más importante de vuestra vida matrimonial y familiar. La formación cristiana influye en el trabajo, en las amistades, en el descanso, en el modo de relacionarse, en los hábitos y costumbres, en las decisiones, en la gente a la que más queréis.
  • Y, finalmente, porque todo esto esto no ha recibido la suficiente atención en las últimas décadas: por el influjo de los medios de comunicación, por una extendida crisis de valores, por la falta de recursos sistematizados, por los cambios culturales que han tenido lugar en muy poco tiempo, y por el abandono de cada uno. Todos tenemos un poco que ver y todos podemos arreglarlo: ahora es el momento de darle un vuelco a esta situación.

Cómo y durante cuánto tiempo

  • El curso tiene la misma duración que la catequesis de iniciación cristiana de vuestros hijos: pueden ser dos años o tres, según se haya organizado.
  • Sigue el orden del temario establecido en la catequesis de vuestros hijos: la parroquia, el catequista familiar, el colegio en su caso, dispondrán los temas según se imparte a los niños.
  • Para cada uno de los temas se sugiere dedicar entre 45 y 60 minutos. En el fondo, cada uno invierte el tiempo que tiene y quiere. Habrá temas que susciten más interés que otros, recursos que atraigan más o menos, etc. Es un asunto personal. Lo importante es que hagas lo posible por aprovecharlo, dedicando el tiempo que quieras y puedas -ratos sueltos incluso- a lo largo de la semana.
  • La religión no es algo individualista o meramente privado como algunos pretenden hacernos creer. Como explica Benedicto XVI, “Nadie vive solo. Ninguno peca solo. Nadie se salva solo. En mi vida entra continuamente la de los otros: en lo que pienso, digo, me ocupo o hago. Y viceversa, mi vida entra en la vida de los demás, tanto en el bien como en el mal” (Spe Salvi, n. 48). Por eso, qué bueno sería que los cónyuges comentéis lo que vais aprendiendo para intentar aplicarlo a vuestra familia.

Con qué tipo de contenido

  • Al hilo del temario del Catecismo Jesús es el Señor (Conferencia Episcopal Española), se proporcionan textos breves extraídos del Catecismo de la Iglesia Católica, el Compendio del Catecismo, la Sagrada Escritura, enseñanzas del Papa Francisco, Benedicto XVI, san Juan Pablo II, el YouCat, otras citas de diversos autores, ejercicios… con abundantes vídeos, canciones, imágenes, humor, sugerencias para vivir en familia, oraciones, memes, etc.
  • Desde el primer momento, los contenidos se dirigen a la cabeza, al corazón y al sentido común.
  • El curso pretende ayudarte a reflexionar, a tomar decisiones para que puedas dar más coherencia y sentido a tu vida personal y familiar. El resultado dependerá del empeño que pongas en hacerlo así. Es un curso de autoayuda familiar, para ponerse a punto y ganar en altura de miras y profundidad de convicciones.

Catequesis multimedia

Tus hijos pueden utilizar la catequesis multimedia interactiva para aprender mientras se divierten

Catequesis multimedia para niños

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies