Tema 23. Jesucristo nos revela la vida íntima de Dios


Tema

  • A. Tema 23. Jesucristo nos revela la vida íntima de Dios

  • B. Preparación

    • Síntesis del tema:
      • Dios es uno y es Padre, Hijo y Espíritu Santo.
      • Dios es Creador, Salvador y Vivificador.
      • Dios ha querido que los hombres lo conozcamos. Jesús nos lo da a conocer.
      • Fiesta de la Santísima Trinidad: después del tiempo de Pascua.
      • La celebración de la Eucaristía es toda ella una alabanza a la Trinidad.
    • Referencias:
      • Cuaderno 1, pág. 101-104 [o PDF correspondientes].
      • Guía para padres, pág. 157-162 [o los contenidos multimedia correspondientes].
      • Documentación complementaria: conviene que repases los siguientes puntos del Compendio del Catecismo.


  • C. Rutinas básicas

    1. Oración inicial.
      “Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo”
      Creo, espero, amo… a Dios Padre, Hijo, Espíritu Santo, que son la Trinidad Santísima.
      Sugerir que lo pronuncien con frecuencia. La Trinidad es el centro de la fe y de la vida cristiana.
    2. Ronda de preguntas rápidas acerca de la sesión anterior y ver la hoja de respuestas del Cuaderno.
    3. GRAN ACTIVIDAD, PROYECTO, TAREA
      • Preguntas estrella - Repaso
      • Cuadros de la Santísima Trinidad



    4. Con mis amigos
      No perderme ninguna de las fiestas de cumpleaños que celebremos.
    5. Mensaje a los padres
      Hacerles algún regalo para que celebren las fiestas: aniversario de su boda, cumpleaños.
    6. Oración final
      • Hacemos hoy nuestra oración delante de la imagen de la Virgen María en la Iglesia, si es posible. En silencio, todos juntos.
        Una niña o un niño lee el siguiente texto, basado en el Youcat para niños:

        Pedimos a María su ayuda porque Dios se hizo hombre a través de ella. María es madre de Dios. Y también es nuestra madre, porque Jesús nos la dio como Madre cuando estaba en la cruz. Una madre cariñosa que cuida de sus hijos y los ayuda. María nos abraza cuando lo necesitamos.
      • Finalizamos rezando un Ave María y cantando a la Virgen:

        María, mírame
        María, mírame
        Si Tú me miras
        Él también me mirará
        Madre mía, mírame
        De la mano llévame
        Muy cerca de Él
        Que ahí me quiero quedar
        María, cúbreme con tu manto
        Que tengo miedo, no sé rezar
        Que por tus ojos misericordiosos
        Tendré la fuerza, tendré la paz […]

  • D. Recursos

    • Hojas de respuestas del Cuaderno.
    • Cuaderno 1: al menos un ejemplar para cada dos chicos.
    • Papel para las preguntas estrella.
    • Hoja impresa para realizar la oración final.
  • E. Comparte tu experiencia

    Comunica a otros lo que te ha ido bien, tu experiencia y/o sugerencias. Incorpora u orienta recursos, actividades, tareas, ....

X
Preguntas estrella

Preguntas de información literal:

  • ¿Cuántos Dioses hay?
  • ¿Cuántas Personas hay en Dios?

Conceptos clave

  • Trinidad, humildad.

Preguntas de comprensión:

  • ¿Quién nos ha revelado el misterio de la Santísima Trinidad?
    R/. Jesús, el Hijo de Dios, es quien nos ha revelado este Misterio. Él nos enseña que Dios es Amor y nos lo da a conocer.
X
Proyecto

Actividad extensa

Elige una o dos para tu grupo.

Preguntas estrella - Repaso

  • Como ya hay un buen número de Temas vistos, es un buen momento para repasar.
  • Los niños aprenden a elaborar preguntas estrella y las escriben en fichas para concursar en equipos. Recopilamos las preguntas de temas anteriores.
    [Ver INSTRUCCIONES]
  • Pueden consultar el Cuaderno para hacerlas.

2. Cuadros de la Santísima Trinidad

  • A partir de una imagen de búsqueda de imágenes de Google, los niños buscan elementos comunes y diversos de la iconografía de la Trinidad.

    Cuadros de la Santísima Trinidad [ABRIR]

  • ¡Ojo, que no se trata de una mera actividad plástica para aprender arte! Los autores han tratado de expresar en sus obras nociones teológicas muy importantes con la intención de que aprendamos a reverenciar, adorar y amar a Dios a partir de esas imágenes, no a las imágenes en sí mismas. La Encarnación del Verbo nos permite contemplar y representar a Dios.